Grifería electrónica para baño

Si desea mantener el espacio limpio y reducir el contacto con las superficies, descubra con Raymor, la grifería electrónica para baño. La activación por movimiento permite usar el grifo sin tener contacto con la pieza, lo cual lo convierte en totalmente higiénico porque ayuda a mantenerlo limpio de huellas o salpicaduras de agua y, evita la posible transmisión de gérmenes o enfermedades. 

La grifería electrónica se caracteriza por su facilidad de uso, menor consumo de agua y nulo contacto físico, preservando un espacio más limpio. El funcionamiento es simple: a través de los sensores de infrarrojos encendemos y apagamos el grifo permitiéndonos no consumir más agua de la necesaria.

Las características destacables de la grifería electrónica para baño son:
  • Sensor fiable. El grifo se activa a través de un sensor situado en la parte frontal que facilita la detección de las manos. El rango de detección se puede programar fácilmente para adaptarse mejor a diferentes necesidades.
  • Elección de temperatura. Para los modelos que permiten agua mezclada, la pequeña palanca de fácil acceso situada en la parte derecha del grifo regula la temperatura de salida del agua. La temperatura alcanza un máximo de 50°C.
  • Bajo consumo de agua. El grifo solo se activa cuando detecta el movimiento de las manos. Eso asegura que solo consuma agua cuando es requerida y evita un posible gasto excesivo.
  • Confort. Caudal de agua constante de 6l/min, en relación a una presión de uso recomendada de 1-5 bar.

 

Visite nuestras instalaciones en Gáldar y le asesoraremos sobre las diferentes soluciones de griferías de baño que mejor se adapten a sus necesidades. En Raymor disponemos de fácil aparcamiento para una rápida atención y accesibilidad. Nos encontramos en Gáldar, Las Palmas de Gran Canaria.

Contactar con RAYMOR